Loading...

Día del Espectador: Bella Post Mortem de Carlos Marbán

Javier Caro

¡Seguimos con el Día del Espectador! Y esta semana traemos el corto, Bella Post Mortem (2019), y hablamos con su creador, Carlos Marbán de este trabajo y de sus planes de futuro. Sed bienvenidos.

El talento casi siempre está por encima del dinero. Eso queda más que claro en la mayoría de cortometrajes; pero es especialmente acusado en Bella Post Mortem, un filme pequeño, como el anterior trabajo de Carlos Marbán, Lucía (2018) y Hermanas (2019). Pequeños cortos en cuanto a presupuesto; enormes en cuanto a talento y optimización de recursos.

Abramos varias elixires; unos de Carpenter, otros de Craven y algo, sutil pero presente de Laugier. Mezclémoslo en un coctelera en forma de cortometraje, y abracadabra: tenemos las influencias de Marbán; pero perfectamente acopladas, como homenajes, como referencias y no copias. Hablamos con él sobre Bella Post Mortem, sobre su pasado y sus planes de futuro.

bella post mortem
Carlos Marbán, director del cortometraje Bella Post Mortem

¿Cómo comenzaste en el mundo del cortometraje?

Cuando era pequeño mi madre trabajaba en la taquilla de un cine de Madrid que por aquel entonces era uno de los más importantes que había. Muchas tardes las pasaba allí durante su jornada de trabajo, y como no podía estar conmigo constantemente, me recorría las salas de cine viendo los mejores estrenos de los años ochenta, o a veces veía esos estrenos desde la sala de proyecciones, donde vivía en primera persona como funcionaban las entrañas de un gran cine por aquel entonces.

Gracias a esta experiencia disfrutaba de las películas de una manera especial, donde tuve la suerte de ver estrenos como Pesadilla Elm Street, La historia interminable, Agárralo como puedas o Muñeco diabólico, entre otras muchas. Desde entonces el cine ha formado parte de mi desde que tengo memoria. Es cierto que muchas veces, ya desde niño soñaba con hacer una película o algo que se le pareciese, pero siempre pensé que era una tarea casi imposible, difícil e inalcanzable.

Hasta que en 2018, después de dedicarme a la fotografía de manera profesional durante varios años, me plantee realizar mi primer corto de terror; Lucía, contando una historia minimalista y casi de una forma experimental. Pero cuando lo terminé, me sentí completamente “enganchado” a esto de rodar y desde entonces se ha convertido en mi adicción, algo que me da la vida y la felicidad.

¿Cuáles han sido tus referentes e influencias?

Si hay un género en el cine que me ha apasionado siempre, ha sido el género de terror. No me canso de repetir una y otra vez que a la hora de hacer cine las referencias son algo de vital importancia, pues nos ayudan a definir un estilo propio como cineastas, directores, actores etc.

En mi caso han influido clásicos como Halloween, ¿Quién puede matar a un niño?, El exorcista o Pesadilla en Elm Street, aunque también me he sentido completamente cautivado por el impresionante cine de terror francés que porta magistrales títulos como À l’intérieur, Martyrs o la reciente Ghostland.

¿De dónde sale la idea del cortometraje BELLA POST MORTEM?

Me sentí tan feliz cuando pude gracias a vosotros estrenar en Suspiria Fest mi primer cortometraje; LUCÍA, rodeado de trabajos tan impresionantes y arropado por todos vosotros, que sentí de una manera irrefrenable la necesidad de continuar esa historia la cual había quedado con un final tan abierto.

Siempre me ha gustado de un modo bastante perturbador, las películas de terror cuyas historias se daban lugar en una morgue, donde un cadáver era foco de atención y casi principal protagonista.

Entonces es cuando descubrí la película La autopsia de Jane Doe un ejercicio de largometraje impecable y que me ayudó a definir totalmente Bella Post Mortem.

Cuando tenía ideada por completo la historia en mi cabeza, me puse manos a la obra y me dediqué a estudiar de primera mano cómo se trabaja en una sala de autopsias, en concreto el trabajo de la tanatopraxia para acercarnos lo máximo posible a la realidad a la hora de contar nuestra historia.

Después de compartir mis nuevos “estudios” con las maravillosas actrices que protagonizan esta historia, Thanya De La TorreLucía Castillo, y con la directora de maquillaje y FX Alba Peinado, quedaba encontrar el sitio perfecto para rodar.

Así que tras varias semanas buscando y buscando una localización que se pudiera ajustar o acercar lo máximo posible a lo que es una sala de autopsias, conseguimos que nos cedieran las instalaciones de un tanatorio real y activo las 24 horas del día.

¿Cómo fue la reacción del público, crítica y qué recorrido tuvo por festivales?

Nunca nos imaginamos que un cortometraje rodado por tan solo dos personas y con un presupuesto casi inexistente, pudiera llegar tan lejos y donde la directora de maquillaje Alba Peinado y yo éramos el total del equipo técnico, asumiendo el control de la cámara, sonido, iluminación, dirección de actores y por supuesto el montaje y la distribución.

Aún así hemos conseguido hacernos un hueco en numerosos festivales nacionales e internacionales, entre los que destacan algunos como el Festival de Soria, el Festival Mecal en Barcelona, el festival mexicano de terror SUSTEFEST, o el estreno en cines gracias al festival El Cuervo entre otros, y al que estoy eternamente agradecido.

Respecto a la crítica, me imagino que le habrá gustado a mucha gente y a otra mucha no; pero cuando alguien se arriesga a realizar este tipo de cine se arriesga a todo. Aún así estoy inmensamente satisfecho con el resultado y con su trayectoria.

¿En qué estás metido ahora?

Después de terminar mi tercer cortometraje de terror, HERMANAS, necesitaba ir un paso más allá, y por ello me decidí a escribir mi primer guión de largometraje, también de terror, titulado HEREDERAS, dónde puedo contar con un elenco maravilloso encabezado y protagonizado por Anna Coll Miller y Alma J. Cerezo seguido de Patricia Fuertes, Irene Mayo, Begoña Miranda, Greta Rodríguez, Chema Coloma, David Mora, Virginia Cerezo y Carlos Herrero.

HEREDERAS, nos narra la historia de Elena y su hija Celia ahondando en una trama sobre los lazos familiares, sobre la muerte, la sangre, la amistad, los secretos y sobre una herencia que jamás hubieran querido heredar.

Afortunadamente pudimos comenzar el rodaje en Enero, y gracias a esto podemos contar con el primer teaser oficial de la película. Aunque lo que más ganas tenemos, es de poder retomar pronto la producción que quedó paralizada tras la crisis que actualmente estamos viviendo por el COVID-19 y terminar lo que empezamos.

¿Qué nos vamos a encontrar en tu corto?

Bella Post Mortem es sin duda un trabajo muy personal, donde se puede ver en primer lugar una declaración de amor por parte de mi hacia el cine de terror. Una puesta en escena detallista, enmarcada sobre el cadáver de una niña que ha acabado sobre la mesa de autopsias de una morgue.

Y profundizando más en todo esto, nos adentramos en la historia de Elena, quien recibe una llamada en plena madrugada del tanatorio donde trabaja, para que acuda de inmediato a terminar el trabajo de la forense de guardia, que ha desaparecido mientras le practicaba la autopsia al cadáver de una niña. A partir de ese momento Elena vive una de las peores experiencias que nadie podría imaginarse; cambiando su vida la de su familia para siempre.

Con todo esto nos encontramos con un trabajo forjado a base de ilusión, ganas, esfuerzo, tiempo invertido y sobre todo una aportación al mundo de cine y el mundo de la cultura, que creo que no entiende de temáticas ni de géneros, sino de pasión incondicional por compartir cine con el resto de la gente.