“Stallone se lanzó a la titánica tarea de escribir el guión de Rocky en tan solo 3 días”

Antonio Candela

Si te preguntáramos cuál es tu héroe de cine de acción favorito de los 80, seguramente dudarías unos segundos, frotarías tu cabeza, buscarías en tu recuerdo algunas películas y se iluminaría tu bombilla con dos nombres. Dos nombres de altura. Stallone y Schwarzenegger, tanto monta, monta tanto. Muchos títulos se agolparían en tu mente: Rocky, Rambo, Cobra, Máximo Riesgo, Demolition man o de Schwarzenegger algunos como Conan, Terminator, Mentiras Arriesgadas o Depredador. Antonio Candela (Madrid, 1979) optó por Stallone, por ese prodigio de la naturaleza que nos encandila. Universo Stallone. (La primera etapa del mito: 1949-1992), es el libro que ha escrito sobre la filmografía de Sly. Con el prólogo del siempre genial José Viruete.  Charlamos con Antonio Candela  sobre el libro y la historia de Stallone, una de las más fascinantes del cine.

¿Cómo surge la idea del libro y de dividirlo en dos partes?

La idea surgió como una especie de “solución” a mi necesidad de darle el justo reconocimiento a la trayectoria de Sylvester Stallone, algo que ya se había hecho en países como Francia, Alemania o Reino Unido, pero que se echaba en falta en lengua española. Para ello, creé un blog y comencé a escribir regularmente, pero pasado un tiempo, me di cuenta de que tenía demasiado que contar, por lo que las entradas me quedaban muy extensas, realmente incómodas para leer en una pantalla. Fue entonces cuando me di cuenta de que el formato más adecuado para “Universo Stallone” era el tradicional, el libro de toda la vida.

¿Cómo alguien que sale de la Cocina del Infierno consigue terminar reinando en el cine de acción?

Rocky III y Acorralado (First Blood), ambas de 1982, son las películas que marcan el devenir de su futura trayectoria. Rocky III era pura energía, una película llena de fuerza con un ritmo vertiginoso; un salto evolutivo dentro del cine deportivo, pero también dentro de la propia saga de Rocky. Evolución que se trasladó a su propio cuerpo; Stallone apareció con un físico espectacular con un increíble 3% de grasa corporal, algo que tampoco había sido frecuente de ver. El público aprobó de forma masiva en las taquillas de todo el mundo su nuevo estilo, y el hecho de que unos meses después se estrenara también con gran éxito Acorralado, no hizo más que fortalecer los cimientos de la nueva imagen que Stallone había creado para su público. Moría el actor de carácter; nacía el héroe de acción.

Antonio Candela autor del libro Universo Stallone. La primera etapa del mito 1946/1992

Leyendo el libro vemos a un apasionado del cine que deja la universidad, que lo deja todo por escribir guiones e ir a castings de los que sale trasquilado. De hecho, relatas que estuvo casi en la indigencia. En ese contexto llega a El semental italiano (Morton Lewis, 1970). ¿Cómo afectó esa película soft a su carrera y el posterior chantaje por su difusión?

Pues según el propio Stallone, ni lo más mínimo. Es cierto que Sly rodó aquella película –que tenía tan poca calidad que incluso fue rechazada en los circuitos del cine para adultos de la época- y que, a rebufo del posterior éxito de Rocky en el 76, hubo un intento de chantaje por parte de los productores, que le exigieron una importante cantidad económica a cambio de no revelar la película. Stallone se negó (“no pagaría por esa mierda ni dos pavos”, dijo) y, tras intentar mover la cinta por fiestas privadas de Hollywood, los productores finalmente se dieron por vencidos en su intento de chantaje y aquello quedó rápidamente en el olvido.

 Explicas que Rocky llegó a la cabeza de Sly a través del combate de Charles Wepner contra Ali.  ¿Qué pasó a partir de ahí?

Un gran cúmulo de circunstancias que hicieron que el sueño de Stallone se transformara en realidad. Por resumirlo, podemos decir que Sly comenzó a darle vueltas a su historia esa misma noche, y ya no la abandonaría. Justo durante esos días, conoció a los productores Robert Chartoff e Irwin Winkler, que mostraron interés por sus capacidades como guionista y le pidieron leer algo que él hubiera escrito, por lo que Stallone se lanzó a la titánica tarea de escribir el guión de Rocky en tan solo 3 días. Los productores confiaron en el proyecto y sacaron la película adelante, a pesar de las presiones del estudio porque Stallone –entonces un completo desconocido- no la protagonizase, llegando a ofrecerle hasta 350.000 dólares por su guion y su desvinculación del proyecto. Pero Sly lo tuvo claro: o la protagonizaba él, o Rocky no vería la luz. El resto, es historia.

“Rocky consigue alcanzar unas cotas a nivel emotivo muy por encima de otros grandes dramas de la historia del cine mucho más reconocidos”

Antonio Candela

¿Crees que hay alguna película que pueda superar en emoción, piel y autenticidad a Rocky en el mundo del boxeo?

En mi opinión, no. Pero no solamente en el mundo del boxeo; Rocky consigue alcanzar unas cotas a nivel emotivo muy por encima de otros grandes dramas de la historia del cine mucho más reconocidos.

Fotograma de Evasión o victoria

Después de todos los premios logrados por Rocky, amén de la nominación a Sly como actor y guión original en los Oscars, ¿por qué crees que la crítica lo ha tenido como un mal actor, o casi de segunda fila?

Stallone comenzó a labrarse una mala reputación con la prensa a partir del ataque de ego -reconocido por él mismo- sufrido tras el estreno de Rocky. Los periodistas empezaron a reflejar en los medios su cambio de personalidad y Sly, a su vez, comenzó a alejarse de ellos, por lo que aquello se convirtió en una especie de círculo vicioso donde las críticas rápidamente se convirtieron en mordaces. La prensa esperaba el más mínimo traspié de Sly para arremeter contra él, y el estreno de Acorralado en el 82, no sólo abrió la veda para tacharlo de mal actor, sino también para criticar de forma sangrante sus supuestas inclinaciones políticas. A partir de ese momento, como muy bien señaló Nieves Bajo en su libro Sylvester Stallone, un sector mayoritario de la crítica se encargó de convertirlo en el peor actor del mundo.

Sly por fin dirigió una película, además de escribir un libro, titulada Paradise Alley (1978). ¿Cómo convenció a Universal de dirigirla y qué te pareció el resultado final?

Paradise Alley (1978), inicialmente llamada Hell’s Kitchen, incialmente apareció, como dices, en forma de novela. Stallone la escribió en Nueva York durante su frenética actividad de escritor mientras trataba de abrirse camino como actor. Fue una película abocada al desastre desde sus inicios, pues hubo una serie de factores durante la pre-producción que entraban en conflicto directo con Rocky -partiendo de las similitudes evidentes entre ambos planteamientos de guion-. En mi opinión, Paradise Alley es una película poco inspirada, demasiado pretenciosa y cercana a lo infantil, que cuenta con algún que otro momento de inspiración, como la escena dramática de Cosmo Carboni y Big Glory en la orilla del río Hudson.

Fotograma de Tango y Cash

Silvestre participó en una película atípica, dirigida por John Huston y con Pelé como estrella. ¿Cómo llegó Stallone, que venía de otros deportes, al fútbol y a ese filme ya histórico?

Parte de la “culpa” la tuvo la esa mala relación con los medios que te comentaba. Evasión o victoria (Victory, 1981) se rodó en Hungría, y Sly vio en aquel momento una gran oportunidad de poner tierra de por medio con la prensa de su país, al menos durante una temporada. Él, además, tenía muchas ganas de trabajar a las órdenes de un director de renombre como era John Huston, una auténtica leyenda; eso, sumado a su pasión por los deportes de todo tipo y a su curiosidad por el soccer europeo, terminó de hacer que se decidiera por aceptar el papel.

Quizás uno de los personajes más emblemáticos de Stallone es John Rambo. ¿Qué personaje te gusta más de los míticos del potro?

Personalmente, siento una gran debilidad por Lincoln Hawk, el camionero protagonista de Yo, el Halcón (Over The Top, 1987) y por Frank Leone, el preso trasladado de Encerrado (Lock Up, 1989). Ambos personajes tienen mucho que ver con Rocky.

“¡Alto! O mi madre dispara (Stop Or My Mom Will Shoot, 1992) es un film que, últimamente, se ha sabido que decidió protagonizar con la única intención de arrebatarle el papel a un Arnold Schwarzenegger”

Antonio Candela

Quizás algunas de los trabajos más bizarros de Sly sea la segunda, y anodina parte de Fiebre del sábado noche, Staying Alive (La fiebre continúa). Travolta puso como condición que fuese Stallone el que la dirigiera, y Rhinesone, con la genial Dolly Parton, mención aparte de Alto o mi madre dispara. ¿Qué pudo llevar a Stallone a este tipo de proyectos, porque supongo que no sería dinero?

Como dices, en el caso de Staying Alive –que en mi opinión es una película estupenda- fue el propio Travolta, que había quedado fascinado con el trabajo de Stallone en la dirección de Rocky III, quien pidió su incorporación. Rhinestone (1984) fue el primer intento de Sly de desmarcarse de su incipiente figura de héroe de acción; una comedia fallida a muchos niveles que nunca debió protagonizar. Por último, ¡Alto! O mi madre dispara (Stop Or My Mom Will Shoot, 1992) es un film que, últimamente, se ha sabido que decidió protagonizar con la única intención de arrebatarle el papel a un Arnold Schwarzenegger -por aquel tiempo su “íntimo enemigo”- que se había encargado de extender el falso rumor de su interés en el proyecto, precisamente para que Sly lo aceptara. Personalmente, tengo en mucha estima ¡Alto! O mi madre dispara. Creo que es una buena película familiar, ni mejor ni peor que otras muchas de su género que hubo en los 80.

Fotograma Acorralado

“La idea inicial con Cobra (1986) era convertirla en franquicia”

Antonio Candela

Soy muy fan de Cobra y Tango y Cash, ¿por qué crees que nunca existió una secuela o algún proyecto de remake?

La idea inicial con Cobra (1986) era convertirla en franquicia, pero las críticas feroces que obtuvo la película y el final de la relación de Stallone con Brigitte Nielsen –su esposa y co-protagonista de la película- hicieron que el proyecto finalmente se desechara. En el caso de Tango & Cash (1989), recientemente Sly comentó que le habría encantado hacer una segunda parte, pero que, efectivamente, ahí también influyeron los intereses y la agenda del cotizado Kurt Russell, que convirtieron el proyecto en algo muy difícil de llevar a cabo.

¿Cómo fue el proceso de documentación para el libro, porque tiene muchos datos de interés?

Básicamente, se hizo un minucioso trabajo de clasificación cronológica de toda la información de Stallone de la que disponía, a partir de biografías publicadas en diferentes idiomas, artículos de prensa nacional y extranjera, entrevistas de televisión, programas especiales, making ofs, radio, blogs… También accedí a algunos profesionales vinculados al trabajo del propio Stallone, como Stephen Verona, Robert Allen Schnitzer y algún otro que prefirió no ser mencionado.

Antonio Candela nos cuenta cuál es la mejor película de Stallone según su opinión.

¿Cómo llegaste a Ricardo Solans, voz de Stallone en España y sobre todo a Robert Allen Schnitzer?

Sobre todo, con mucha paciencia. El contacto con Schnitzer fue especialmente complicado, hasta tal punto, que estuve a punto de abandonar la idea de incluirlo en el libro. Pero ya se sabe: “Ir al siguiente asalto cuando crees que no puedes más, es lo que marca la diferencia en tu vida”.

 

One thought on “Entrevista con Antonio Candela, por Universo Stallone”

Comments are closed.