Javier Caro

Es una verdadera lástima tener que publicar una entrevista a título póstumo, sobre todo cuando has conocido a esa persona y le tenías aprecio y cariño. Es muy triste.

Aún así, esta entrevista había que publicarla por varios motivos; el primero, es que Óscar Vela hizo un gran trabajo con el Fanzine Quimeras, y merecía la pena que todo el mundo pudiera conocerlo mejor, y también al fanzine.

En segundo lugar, a modo de homenaje a su creador, y también homenaje a todo el mundo que ama este género y que cree en lo que hace desde el corazón. Me hubiera gustado que él hubiera podido ver el artículo publicado sobre su Fanzine Quimeras, pero no pudo ser.

Además de la entrevista, hemos incluido algunos comentario de personas allegadas del mundillo del cine de terror recordándolo. No os perdáis su programa de radio, El Perfil de Hitchcock.

quimeras
Óscar Vela, editor del fanzine Quimeras (2020)

¿Óscar cómo surgió la idea del fanzine Quimeras?

Es una larga historia. Bueno, pues el fanzine surge de un libro frustrado. Hace algún tiempo tenía la intención de escribir un libro sobre el cine de terror moderno; sin embargo, con el tiempo, lo que empezó siendo un proyecto pequeño empezó a hacerse cada vez más grande y ambicioso, y cuando me di cuenta de ello, me topé con una pared imposible de traspasar.

También influyó la falta de tiempo debido a mi trabajo en la hostelería, que me consumía muchas horas. Y la atención a otras actividades que realizaba en Internet: escribir en el blog, el podcast que por aquel tiempo realizaba con algunos colaboradores, etc. Así que el libro quedó aparcado de forma indefinida, por decirlo de algún modo.

Luego, tiempo después, vino el tema de mi enfermedad. El diagnóstico del cáncer me obligó a pararlo todo, tanto mi actividad laboral como todos mis proyectos dedicados a mi afición por el cine y la escritura. Pasé casi un año sin hacer prácticamente nada relacionado con el cine, más allá de ver ocasionalmente alguna película y escribir algún pequeño artículo en mi blog.

En noviembre de 2019 tuve la ocasión de asistir a las Jornadas de Fantasía, Ciencia Ficción y Terror de Castellón, el Fantasti’CS. Este certamen tiene la particularidad de hacer muchas presentaciones de libros, revistas y fanzines. Precisamente en la presentación del fanzine Fantastic Films Neutron (uno de los pioneros de nuestro país, dicho sea de paso)

El amigo Miguel Ángel Plana Fernández fue el encargado de presentarlo ante la ausencia de su creador, el amigo Txema Gil Gil, y estuvo hablando sobre el fascinante mundo de los fanzines. Fue como un flechazo, amor a primera vista.

Entonces decidí que yo tenía que crear el mío: Quimeras. Así que me puse a revisar todo lo que tenía escrito de aquel libro frustrado, dándome cuenta que todas las películas reseñadas tenían a un monstruo como antagonista. Fue así como decidí que los contenidos giraran en torno a un mismo tema, “Monstruos de ayer y de hoy”.

Añadiendo más películas a las ya escritas, y entrevistando a todos aquellos que habían presentado algún trabajo (ya sea una película, un libro o un fanzine) en el Fantasti’CS 19, y con ello, monté el esqueleto del fanzine. Y fue así como nació este primer ejemplar de Quimeras.

En el libro aparecen firmas como la de José Manuel Villena, ¿cómo has decidido los contenidos del zine y las colaboraciones?

En la pregunta anterior explico cómo he decidido los contenidos del fanzine, y es básicamente que estuvieran relacionados con el cine de monstruos, para realizar una especie de viaje sobre este tipo de cine (eligiendo a algunos iconos del género) desde principios del siglo XX hasta nuestros días.

Y los contenidos que no están relacionados con este tipo de cine pues decidí que estuvieran relacionados con el cine fantástico y de terror, que por descontado son nuestros géneros cinéfilos favoritos, aquellos que más nos fascinan. Y sí, quise contar con algunos colaboradores que escriben muy bien para elevar la calidad del fanzine.

José Manuel Villena fue uno de ellos que, siendo un especialista en el mundo de los cómics, podría darle al artículo sobre “el Joker” el enfoque que yo obviamente no podría darle.

Conté también con Oscar Villalta y su mujer Eldita Meraz para que escribieran una reseña sobre un giallo, eligiendo precisamente El ojo en la oscuridad de Umberto Lenzi, que fue rodado en Barcelona. Elena Sabidó también se sumó al proyecto, dado su gran conocimiento sobre el mundo de La guerra de las galaxias, para escribir sobre la serie fantástica del momento: The Mandalorian.

Y, por último, pero no menos importante, conté con Ángel Gómez Rivero para que escribiera sobre el gran Paul Naschy/Jacinto Molina (nuestro emblemático “Hombre de las Mil Caras”) en su décimo aniversario de su fallecimiento, dado que Ángel fue íntimo amigo de él.

«Los contenidos de la red tienen la posibilidad de desaparecer, diría que no son perdurables. Un fanzine, al igual que un libro o una revista, al estar impreso en papel sí puede ser duradero, además de ser algo tangible, algo real»

Óscar Vela, editor del Fanzine Quimeras

¿Qué sentido tiene hacer un fanzine en estos tiempos donde todo, o casi todo, está en la red?

Pienso que en estos tiempos que nos ha tocado vivir tiene más sentido que nunca. Estamos en una época en que todo está a nuestro alcance, proporcionado por la inmediatez que da el Internet y las nuevas tecnologías.

Esto está muy bien, de hecho, llevo bastante tiempo escribiendo en mis blogs; pero sin lugar a dudas es un arma de doble filo, ya que los contenidos son efímeros; es decir, la gente los consume y luego los desecha para consumir otros.

Se trata de consumir por consumir, sobre todo en lo que se refiere a las nuevas generaciones. Además, los contenidos de la red tienen la posibilidad de desaparecer, diría que no son perdurables. Un fanzine, al igual que un libro o una revista, al estar impreso en papel sí puede ser duradero, además de ser algo tangible, algo real.

Así que elegí este formato porque es el que mejor se adaptaba a los contenidos que tenía pensados para el proyecto.

De ahí que en la portada ponga aquello de “Edición limitada de coleccionista”, porque mi intención era la de realizar una especie de guía de consulta sobre este tipo de cine y que, una vez leída, la pudieras guardar en tu colección de libros y fanzine para leerla siempre que quieras.

Quimeras en un fanzine muy asequible para un público menos experto, ¿qué línea editorial va a seguir sus siguientes ediciones, y qué carácter le querías dar al actual?

Buena observación. Cuando me dispuse a escribirlo pensaba en mis padres, que no entienden tanto de cine como nosotros que estamos más metidos en el mundillo. Así que quise no dar ciertas cosas por sentado (aunque nosotros las conocemos más que de sobra) porque no todo el mundo sabe de estas cosas.

Mi intención es que pudiera leerlo todo el mundo, y, sobre todo, que todo aquel ajeno al mundillo de los cinéfilos pudiera entenderlo, saber qué es lo que está leyendo.

Y las siguientes ediciones van a seguir la misma línea: un mismo tema central en el que todo lo escrito esté relacionado, y que sea asequible para todo tipo de público. A todo esto, mi forma de maquetarlo se aleja bastante de la que habitualmente siguen los fanzines, se asemeja más a un libro. Esa fue la intención desde el principio. Realizar un “pequeño libro ilustrado”, como a mí me gusta llamarlo. Y esta manera distinta de plasmarlo le da personalidad propia.

«Destacar una obra de Paul Naschy es muy difícil, ya que es uno de los más grandes que ha dado nuestro país en el género fantástico y de terror. A mí me gustan prácticamente todas. Es como elegir entre papá y mamá»

Óscar Vela, editor del Fanzine Quimeras

Hay un gran homenaje a Paul Naschy (bueno, dos) en Quimeras, ¿qué obras destacarías del actor y director?, ¿por qué crees que la industria española no le ha homenajeado como se merece?

Sí, hay dos artículos dedicados a nuestro “viejo lobo”. El primero corre a mi cuenta, y trata su figura dentro de nuestro cine español, como el artífice que dio el pistoletazo de salida a todo un género en sí mismo: el Fantaterror español. Y el otro tiene una naturaleza completamente distinta. Decía en una de las preguntas anteriores que conté con Ángel Gómez Rivero para que escribiera sobre Paul Naschy/Jacinto Molina debido a su gran amistad que tuvo con él.

Cuando hablé con Ángel para proponerle la colaboración le dije: «Imagínate que tienes la posibilidad de enviarle una carta a Paul, ¿qué le dirías? Así que me gustaría que escribieras una carta dedicada a Paul/Jacinto rememorando los años que compartiste tu amistad con él».

Obviamente fue un artículo que a Ángel le costó muchísimo escribir, ya que tenía que rememorar muchos recuerdos de una persona a la que quería mucho, y que tristemente se fue antes de tiempo; pero finalmente lo afrontó como una especie de reto personal y como resultado ha quedado una carta realmente preciosa y muy emotiva, que incluso ha emocionado muchísimo a su hijo Sergio Molina, que ha tenido la ocasión de leerla.

Destacar una obra de Paul Naschy es muy difícil, ya que es uno de los más grandes que ha dado nuestro país en el género fantástico y de terror. A mí me gustan prácticamente todas. Es como elegir entre papá y mamá, prácticamente imposible; aunque, si me apuras mucho, diría La noche de Walpurgis, ya que es una película que vi en mis años mozos, ese hombre lobo de origen polaco forma parte de mi tierna infancia.

Y sobre al poco reconocimiento que ha tenido en nuestro país, podría ser el clásico ejemplo de “nadie es profeta en su tierra”. Pienso que es lamentable que en otros países del mundo esté como uno de los grandes iconos del género, a la misma altura que Lon Chaney o Boris Karloff, por citar algunos, y que en nuestro país haya sido ninguneado de mala manera. Paul/Jacinto en algunas entrevistas decía que le tenían mucha manía y mucha envidia.

Puede que tuviera razón y que fuera una parte de que estuviera tan poco reconocido, pero pienso que hay algo más. No es que Paul Naschy no esté reconocido, sino que casi nunca reconocen el cine de género entre lo más destacado de nuestro cine español, salvo honrosas excepciones.

Siempre han primado más las obras de autor y aquellas que recuperan la memoria robada por la dictadura. Esto sumado a que las producciones “fantaterroríficas” contaban con medios escasos y tenía la intención de solo entretener.

Es como si los críticos especializados no las tuvieran en consideración por ello, por su precariedad de medios, por su afán totalmente lúdico. Pienso que es un error gravísimo porque estas producciones tuvieron su momento durante los últimos años de la dictadura y los primeros años de la transición.

Eran una válvula de escape contra ese régimen opresor y tienen su importancia dentro de la historia de nuestro cine. Películas como La marca del hombre lobo, La noche de Walpurgis o El caminante, por citar algunas de Paul Naschy, deberían de estar en todas las listas, tops o ránquines del cine español que se precie.

¿Qué fanzines han sido tus referentes cuando pergeñabas Quimeras?

No solo he tenido fanzines como referentes. También me he inspirado en algunos libros de cine y revistas especializadas, tales como la Acción, Dirigido por o la desaparecida Scifiworld. Pero bueno, los fanzines en los que me he fijado a la hora de confeccionar Quimeras han sido varios, como Exhumed Movies, Fantastic Films Neutron, Zonacine o El Kronomonstruo.

Me fijaba en ellos en el tema de la maquetación, ya que tuve que aprender a utilizar los programas de maquetar mientras realizaba el fanzine. Fue uno de los retos que me propuse a la hora de hacer Quimeras y ha sido algo muy bonito, la verdad.

Soy una persona a la que le gusta aprender cosas nuevas y tengo afán de “esponja”, todo lo que me gusta o me llama la atención lo utilizo para realizar mis propios proyectos, aunque sea un pequeño detalle totalmente insignificante.

«Podría decir que me siento mucho más cómodo, o me siento mucho más inspirado, cuando escribo sobre cine fantástico y de terror que si lo hiciera sobre el drama, el bélico o la comedia romántica»

Óscar Vela, editor del Fanzine Quimeras

¿Óscar, por qué existen tantos fanzines de cine de terror y fantástico, como Quimeras, y casi ninguno de otros géneros, qué tiene?

Pues la verdad es que no lo sé. Las revistas especializadas o los medios de información suelen tratar el cine más comercial, le dan una cobertura bastante amplia, y el cine fantástico y de terror queda relegado a un segundo plano, y en algunos casos, en algo completamente anecdótico.

Toda esa cobertura que le falta al género se la brindan los fanzines. Además, pienso que siempre hemos sentido fascinación por el fantástico y el terror, son géneros que alimentan nuestra imaginación y en el que todo lo imposible se hace realidad.

Supongo que será por eso. Yo por lo menos podría decir que me siento mucho más cómodo, o me siento mucho más inspirado, cuando escribo sobre cine fantástico y de terror que si lo hiciera sobre el drama, el bélico o la comedia romántica, por decir algo. Siempre me ha gustado el cine de género.

Me gustan mucho las grandes películas y los grandes directores de la historia (Kubrick, Hitchcock, Kurosawa, Wilder, Berlanga, etc), casi tanto como las películas de Sylvestre Stallone, Jean Claude Van Damme, los slashers de Jason Voorheess o Freddy Krueger,

Las exageradas cintas de acción y artes marciales asiáticas, los giallos de Argento o Bava, así como los filmes gore de Lucio Fulci. Disfruto de todo tipo de cine y me encanta el cine de género. Cada película tiene su momento y razón de ser.

¿Cuándo podremos ver la segunda entrega del Fanzine Quimeras, será anual?

Mi intención es que salga un Quimeras al año, así que sí, su tirada es anual; no obstante, la pandemia de la COVID-19 nos ha pillado bastante desprevenidos a todos, de hecho, retrasó muchísimo la salida de este primer ejemplar, y con el segundo (viendo cómo está el panorama últimamente)

Se podría decir que es toda una incógnita. De todas maneras, ya he empezado a escribirlo con vistas a publicarlo a mediados del 2021, siempre que este puñetero “bicho pandémico” nos lo permita.

Algunas personas cercanas han querido comentar algo sobre Óscar Vela. 

Todo un honor y un orgullo haber compartido con Óscar momentos inolvidables. El brillo de su pasión y alegría contagiosa no cesará nunca y será para siempre una fuente de inspiración a todos los niveles. Su ilusión desmedida ya ha quedado impresa a fuego en nuestras vidas. Un gran amigo, una gran persona…
Una pérdida irreparable. Pero su alma ha quedado entre nosotros y de alguna manera, siempre estará presente en cada proyecto acometido que tenga que ver con su gran pasión: El Cine. Te queremos mucho, amigo. Gracias por estar siempre ahí.
Eldita y Oscar. Cine Way

Conocí a Óscar gracias a Facebook, dada nuestra afinidad por los géneros de la fantasía y el terror. Contactó conmigo para que colaborara en la edición de Quimeras, el fanzine que estaba elaborando. Enseguida me di cuenta de que era un hombre culto, sincero e inteligente.

Me pidió que escribiera una carta dedicada a mi querido Paul Naschy. Él sabía que me iba a costar mucho escribirla; pero su respuesta fue inolvidable: me confesó haber llorado con la lectura. Su proyecto le sirvió como catarsis, y, una vez acabado, nos llegó la terrible noticia. ¡Qué importante, para perpetuar su recuerdo, es ese ejemplar de Quimeras!

Ángel Gómez Rivero

He disfrutado con tu amistad, trabajando codo con codo, con tus anécdotas y confidencias.  Estar en tu compañía, con tu charla, me enriquecía.  Me entusiasmaba cuando tú te entusiasmabas con el cine coreano, con tus consejos culinarios, y hasta escuchándote cantar.  Con tu marcha se han truncado muchas ilusiones que muchos continuaremos.  No dejaste jamás la lucha.

Cuando tu padre me llamó, casi me desmayo. Habíamos hablado hacía poco. Queda la satisfacción de saber que me apreciabas tanto como yo.  Tu padre me confesó que hablabas mucho de mí.  ¿Qué más puedo pedir?  En eso consiste la amistad, en dejar huella en la vida del otro.  Así no se muere del todo.

Miguel Ángel Plana. Escritor y periodista

Adiós amigo, gracias por todos los momentos compartidos en los que hemos tertuliado sobre cine y sobre las penas y alegrías de la vida. Gracias por creer en mí y en mis proyectos, siempre me apoyaste y eso nunca se olvida. Gracias por dejarme participar como colaborador en tus maravillosos proyectos.

Primero con el podcast cinéfilo El Perfil de Hitchcok y más tarde con el fantástico fanzine cinéfilo Quimeras. Tu perseverancia, ilusión, amistad y valor han sido dignos de admiración. Un monstruoso abrazo amigo.

José Manuel Villena Pastor. Ediciones Morpheus Projects 

En 2016 ganó en Premio Fantasti´cs al Mejor Podcast. A partir de entonces, formó parte del equipo de la organización. Por su carácter, increíble entusiasmo, dedicación, trabajo y gracias también, a la cercanía de su población Sumacàrcer con la ciudad de Castellón.

A lo largo de la vida, nos encontramos con muchas personas que comparten nuestras inquietudes y aficiones. Pocas veces topamos con almas gemelas. Óscar era un ángel sin alas, un ser excepcional que alumbró nuestra existencia y luchó hasta el final para que así fuera.

La muerte se ha llevado su cuerpo, pero su espíritu siempre estará con nosotros, por siempre en nuestros corazones.

Jorge Juan Adsuara, Coordinador de Fantasti´cs

 

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.