Loading...

Entrevista a Dorian, sobre su disco Justicia universal

Quizás para los neófitos en el mundo de la música  indie, Dorian sea aquel grupo cantaba que ponía la canción a la famosa película Tres metros sobre el cielo (Fernando González Molina, 2010), basada en el primer libro del italiano Federico Moccia. Para los que se quedaron ahí, en esa canción, Tormenta de arena, solamente se asomaron al lago, viendo la superficie, sin zambullirse en él.

Dorian rompen las paredes monolíticas el indie para explorar con su electrónica pasajes sonoros diferentes y en castellano. Llegaron desde Barcelona con un álbum, 10.000 metrópolis (2004), impactante. Un disco donde encontrábamos la tristeza en canciones como Te echamos de menos ( a la postre, un clásico) o la hipnótica Teoría de un final, donde la banda ya despuntaba. En 2015 editaron un disco en directo en el Low Festival, Diez años y un día.  En 2018 han regresado con energías renovadas, editando un disco Justicia universal, plagado con el mismo sello Dorian pero con matices. Hablamos con Marc Gili, voz del grupo y Lisandro.

Tardasteis doce meses en grabar y editar vuestro último trabajo, se nota mucho el mimo que habéis puesto en él. ¿Cómo ha sido el proceso de creación de un disco que nacía después de el punto de inflexión de vuestro disco en directo?

JUSTICIA UNIVERSAL es un disco que llevábamos bastante tiempo imaginándolo y que como bien dices, llegaba después de un punto y aparte en la carrera de Dorian. Teníamos una clara intención de refrescar el sonido de la banda, de recuperar esa fuerte presencia de los sintetizadores que siempre ha formado parte de nuestra música, pero mirando al futuro. A la hora de crear canciones y producir un disco, siempre buscamos un nuevo discurso, nuevas sonoridades. El sello de Dorian lo encontrarás en todos los discos, pero nunca  miramos al pasado cuando llega el momento creativo.

 

“El indie ya es un género en sí mismo, una corriente musical, sin necesidad de que los grupos funcionen de manera independiente”

Marc Gili cantante de Dorian

 

Como decíamos en 2016 grabáis un disco en directo, “En Arenal Sound: diez años en un día”, recordando 11 canciones de vuestros diez años de vida, pero con un toque diferente. ¡Fue difícil darles un nuevo aire a las canciones sin que perdieran su esencia?

En  “DIEZ AÑOS Y UN DÍA”, que fue el disco en estudio en formato Unplugged, le dimos una vuelta de tuerca a algunas de las canciones más relevantes del grupo.

Tal vez sea el disco de Dorian hasta la fecha más de “local”, más espontáneo, en el que hemos dejado  los sintetizadores y los ordenadores de lado, para ensayar muchos días y dejarnos llevar. Realmente no fue difícil darles este nuevo enfoque a las canciones, en muchos casos era como partir de cero, tanto a nivel arreglos como de producción, sentíamos la misma frescura que puedes sentir al hacer un disco con canciones nuevas.

Es posible que haya sorprendido a mucha gente un disco de este estilo, ya que Dorian está asociado a la música de baile o al pop electrónico, pero para nosotros fue muy natural hacerlo, somos grandes oyentes de música en general y aunque nuestro sonido se pueda mover dentro de unos límites, tenemos una cultura musical muy amplia e incluso algunos de nosotros empezamos nuestros estudios en la música clásica.

Y en mitad de la gira de aquel disco, decidimos registrarla y editarla porque fué muy especial, nos compenetramos muy bien con los músicos de apoyo que venían del mundo de la música clásica y también nuestro público y el de los festivales entendió y acogió muy bien esa propuesta, que combinaba las versiones más íntimas y acústicas, con la parte más potente y electrónica de nuestro directo.

“Hemos editado “JUSTICIA UNIVERSAL” en EEUU y tuvimos la suerte de hacer nuestra primer gira allí con Zoé

Marc Gili cantante de Dorian

El año pasado estuvisteis por Estados Unidos girando, ¿Cómo fue la experiencia?, ¿Qué tipo de público se acercaba a vuestros conciertos?

Hemos editado “JUSTICIA UNIVERSAL” en EEUU y tuvimos la suerte de hacer nuestra primer gira allí con Zoé, que ya tienen un público muy amplio y tocamos en salas de 3000 o 4000 personas con soldt out casi cada noche. Fue un gran punto de partida para empezar a dar los primeros pasos en EEUU. Como experiencia fue muy estimulante, tocar en Los Ángeles, San Francisco o Chicago es un sueño. Y encontrarte seguidores de Dorian en estas ciudades es brutal, pero tiene cierta lógica ya que el público es casi en su totalidad latino.

Este año regresaremos a Chicago y también tocaremos en Brooklyn y New York.

Dorian Justicia Universal
Portada Justicia Universal Dorian

Justicia universal es un titulo muy potente, dedicado al cambio climático, el álbum no es conceptual sobre ese aspecto, ¿por qué os decantáis por este titulo y no por otro?

Sentíamos que era un momento para posicionarse sobre ciertos temas, no solo el cambio climático, que es el tema más urgente e importante, sin duda, sino también para hablar de otros temas como la corrupción o los paraísos fiscales, el año pasado vivimos sucesos tan terribles como la ley mordaza que provocó la persecución y encarcelamiento de algunos artistas, y se podía percibir cierto temor en el aire a la hora de decir ciertas cosas públicamente, porque realmente te podías jugar el pellejo escribiendo u opinando de ciertos temas.
Si bien el disco aborda muchos temas, no solo políticos o sociales,  también existenciales, JUSTICIA UNIVERSAL tenía todos los ingredientes para ser el titulo del álbum en ese momento.

Hablamos con Second por Fracciones de un segundo

Comezásteis en un independiente, siempre habéis logrado vender disco con sellos pequeños. ¿Qué sentido creéis que tiene llamar grupos indies a bandas que ahora están en grandes sellos?

Es verdad que ser un grupo “indie” y trabajar en una multi, puede sonar ciertamente contradictorio, pero hoy en día las fronteras son más delgadas o difusas, y es difícil no pasar por el aro en algún momento en los tiempos que corren, y  es raro encontrarte un grupo absolutamente consecuente con su manera de pensar.

El indie ya es un género en sí mismo, una corriente musical, sin necesidad de que los grupos funcionen de manera independiente. Es un género que ha crecido mucho, tanto en la cantidad de grupos y la calidad de los mismos, como también  los festivales que se han consolidado y se han convertido en todo un fenómeno capaz de convocar a miles de personas en cada rincón del país y en muchos casos, a un público que nunca había formado parte de este movimiento y que apenas tenía costumbre de asistir a conciertos. Esto ha provocado el interés de sellos multinacionales, también de empresas y grupos de comunicación.

Nosotros hemos elegido el camino difícil, el hacerlo todo nosotros mismos, de una manera autogestionada e independiente, porque hasta el momento es lo que nos ha funcionado, y nos sentimos cómodos trabajando de esta manera, pero creemos que cada grupo tiene que tomar su camino y por supuesto no vamos a juzgar a nadie por trabajar en una multi.

¿Cómo ha sido colaborar con León Laguerri, de Zoé, de ese magnífico single llamado “Duele”, y cómo fue el rodaje del videoclip con Anna Castillo?

A León Larregui lo adoramos, es un hermano para nosotros. Es un gran artista, con una forma muy singular de cantar y “Duele” parecía hecha a su medida, sentíamos que tenia que colaborar León en esta canción, y ha funcionado muy bien.

El rodaje del vídeo ha sido muy divertido y Anna Castillo es una de nuestras actrices favoritas, realmente pensamos que será una de las grandes con el tiempo. Y también es una persona encantadora, muy espontánea y muy divertida.

Me ha sorprendido mucho el tema “Algunos amigos”, creo que a todos nos suena familiar. ¿Habéis perdido muchos amigos por el camino por culpa del trabajo?

No sería justo culpar a la música de eso, pero es verdad que la dedicación que requiere nuestro trabajo te lleva a descuidar relaciones de amistades y familiares. Con el tiempo creo que todos en la banda hemos ido aprendiendo a reservarnos un hueco para que esto no ocurra y aprovechamos los descansos de la banda, que no son muchos, para frecuentar amistades, gente a la que quieres, que no siempre puedes ver.

Todos cambiamos y evolucionamos con el paso del tiempo, y la vida te acerca a personas en determinados momentos y a veces te aleja, no tiene por qué ser algo dramático, es parte de la vida. “Algunos Amigos” habla un poco de eso.

 

¿Qué veremos en el festival Low en esta edición, alguna sorpresa?

Con seguridad será una noche muy especial, tenemos un directo renovado con una puesta en escena muy potente. Y siempre conectamos muy bien con el público del LOW, estamos con muchas ganas de que llegue el día.

Supongo que Low será vuestro festival favorito para tocar, aparte del Low, ¿cuáles son vuestros festivales favoritos como público y como músicos?

Nos encanta tocar en el LOW, en el Arenal Sound, en el Granada Sound, o en el FIB por nombrar solo algunos. Como público hemos pasado noche memorables en el SONAR y también el FIB y en el LOW.

No solo ha participado en el álbum León, también habéis contado con la participación de la cantautora chilena Javier Mena en el tema “Vicios y defectos”, y Nita de Fuel Fandango en “Buenas intenciones”. ¿Qué os aportan artísticamente las colaboraciones, es un modo de crecer musicalment? 

Sin duda, siempre aprendes colaborando con otros artistas.Queríamos que el disco tuviera voces femeninas, era algo que teníamos claro. Pero las cosas no se pueden forzar, tiene que haber una canción en la que digas, ” aquí tenemos que invitar a tal artista..”. Y así ha sido en todos los casos, al igual que la colaboración de León, eran canciones que encajaban muy bien con el discurso de cada artista. Y algo importante además de esa conexión o afinidad musical, tenemos que tener cierta empatía o amistad, tiene que haber un cariño porque eso queda plasmado en la música.

“Cometas” en un tema muy intenso en la letra, casi araña y raspa. ¿Es la superación y la fe en uno mismo lo que desea transmitir la banda? 

Hay algo de eso, sí. Muchas veces, a todos nos parece tener el mundo en contra y cuesta atreverse a dar ciertos pasos. La canción es una invitación a saltar al vacío, a mantener encendida la llama que tienes dentro.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.