Seguimos sacando joyitas del enorme catálogo de Netflix, hoy traemos 3 Películas de Terror que seguramente harán que pases un rato divertido, y otra que logrará que estés en tensión como hacía tiempo que no lo estabas. Así que siéntate bien en el sofá y prepara unas palomitas para disfrutar un poco de buen cine

El Apóstol (Gareth Evans, 2018)

Cuando sabes que tras la película está el director de The Raid (2011) y su secuela, tu antena cinéfila, se afina. Cuando sabes que ha pasado por el Festival de Sitges sientes un cosquilleo.

Un hombre llega a una isla con la misión de rescatar a su hermana de una secta, pero no de cualquier forma, sino formando parte de ella. Con una premisa tan interesante y un estilo visual semejante a El Hombre de Mimbre (Robin Hardy, 1973), El Apóstol te conducirá a un lugar sombrío y terrible.

Una película con una factura técnica increíble, un ritmo tedioso y una ambientación malsana muy lograda. Es un thriller de terror lento, en algún tramo soporífero, pero si sabes esperar y entrar lentamente en ella, la sensación de terror te inundará. Netflix sigue ofreciendo buenos productos de terror.

The babysitter (Joseph McGinty Nichol, 2017)

Oda a la sangre y la violencia de película adolescente descreída, divertida y absurda, la que nos ofrece Netflix. El filme cuenta la historia de un chaval al que le gusta su niñera, aunque éste esté ya entradito en años, sin embargo su niñera tiene otros planes para él, digamos, más satánicos.

Una cinta que no se esconde: va dirigida a un público joven y con ganas de reírse, ver sangre y violencia gratuita, aunque llena de humor negro. Sí, es muy noventera, pero es de lo mejor para olvidarte de todo y pasar un buen rato.

La perfección (Richard Shepard, 2018)

Tan loca y bizarra, que engancha a la primera. Cuando lleves un rato de visionado pensarás: esto ya lo he visto… ¡anda si es como Suspiria! Aunque no sea así del todo. En este filme vemos como famosa violochelista regresa a su escuela para ver a una joven promesa con el instrumento.

Sangre, parafilias extrañas y violencia bastante poco realista bañan una historia que avanza a trompicones; pero de la que no puedes apartar la mirada porque como espectador no sabes cuál va a ser la siguiente pirueta mortal que va a dar el argumento.

Un final lleno de hemoglobina y mala baba es lo que nos espera en este filme que no pasará a la historia pero que entretiene mucho más de los que hacen la mayoría de producciones. Prepárate para horrorizarte

3 películas de Netflix para entretenerte