Javier Caro

¡Menudo puñetazo en la cara fue escuchar el disco, Feel the Monster (2013) de Killus! Aquella fuerza huracanada llena de electrónica que no dejaba títere con cabeza, que te hacía agitarte como poseído por un demonio y que te aceleraba, venía a confirmar a la banda, como una de las grandes.

Desde ese momento supe, como cualquiera que lo haya escuchado, que estaba ante una banda que iba a ser muy grande. A éste le siguió, Ultrazombies (2016), Imperator (2018) y el actual, Devilish Deeds (2020). Giras europeas y británicas de por medio.

Tienen nueva voz, Javi Ssagittar y un álbum con el que no te dejarán indiferente, oscureciendo más sonido, haciéndolo más irrespirable si cabe, y hoy hablamos con él.

killus
Fotografía promocional de Killus. Fotografía de Irene Bernad

Devilish Deeds, es un álbum que nos introduce, y ¡de qué manera!, en el apocalipsis ¿Cómo apareció la idea del disco?

Fue una idea preconcebida y necesaria por muchos motivos personales. Devilish Deeds es el álbum más oscuro y sombrío que ha hecho nunca Killus. Recuerdo que tuvimos una charla y les propuse la opción de hacer el álbum conceptual y que tenía algunas ideas para comenzar a escribir.

Si realmente parecen obvios los hechos diabólicos, su origen podría sorprender aún más que las palabras en sí. «En realidad es un concepto que se basa en tres hechos metafóricos. El primer punto es «El Descenso a los Infiernos», que significa la búsqueda de la superación y sobrevivir en un mundo reinado por el odio, la codicia y el linaje de la destrucción total.

El segundo punto es, «El Caos Mental», que es el resultado de todo el descontrol ocasionado por las perversiones y atrocidades del ser humano, y el último punto es «Repudia hacia el catolicismo moderno”, que representa la abnegación y lucha hacia la figura eclesiástica y soberana de la iglesia católica con todos sus actos a lo largo de toda su historia.

Obviamente, cosas así pueden molestar a mucha gente. Pero es importante estar enfadado. La ira puede ser una fuerza impulsora masiva, especialmente cuando haces música agresiva. Pero política y socialmente, el mundo es un lugar muy dispar. Nunca puedes sentirte totalmente seguro en él.

Para éste nuevo trabajo habéis cambiado de vocalista, Javier  Ssagittar  una voz más agresiva. He leído que ya os conocíais de antes. ¿Cómo le proponéis participar en el grupo, y qué cosas ha aportado a la banda?

Javi inició su carrera musical en el año 92, te puedes imaginar la experiencia que tiene y las tablas que ha desarrollado. Ha pisado escenarios de toda Europa, muchos tours y grandes festivales con su otra banda TerroloKaust. Artísticamente es un animal de la composición y la creatividad.

Siempre buscando la manera de perfeccionarlo todo. Un enfermo y obsesivo del arte musical y una bestia como frontman. La banda y Javi mantiene una relación de amistad desde hace casi 20 años. .

«Caer en los tópicos de que es el mejor álbum hasta la fecha no es una farsa, es 100% verídico y demostrable»

Javi Ssagittar

Obviamente el carácter de una banda siempre va persuadido con la novedad, y en este caso, Javi es esa novedad. Hemos de reconocer que tenía una gran responsabilidad. Entrar a formar parte de una banda tan consolidada como Killus, no es una tarea fácil, sobre todo si lo que se busca es “sorprender” y apostar por algo más versátil y novedoso. Pero desde luego él lo ha superado con creces.

Caer en los tópicos de que es el mejor álbum hasta la fecha no es una farsa, es 100% verídico y demostrable, ya que se ha canalizado esa pasión que en anteriores trabajos quizás no estaba tan completa. Una obra de riffs aplastantes, melódicos e hipnóticos, composiciones que jamás se habían contemplado en el pasado y que le dan una frescura y sensaciones muy soberanas.

Todo adornado con unas bases de teclados oníricos y unas secuencias que realzan la pasión por el industrial de bandas emblemáticas de finales de los 90’s.

Y en lo referente a la voz, creemos  que en este trabajo hay mucha más variedad y dinamismo a las composiciones, agresividad y melodía por igual, versatilidad y mucha violencia sonora.

Debe haber sido un problema la marcha de Christian Supersixx, por su voz y su enorme carisma en el escenario ¿Os planteasteis en algún momento abandonar el proyecto o meterlo en la nevera?

Todos los cambios son complicados, pero nunca dejamos de mantener la llama encendida. Reconocemos que hubo momentos de ambigüedad. Eso sí, cuando entro Javi en la banda, el golpe de positividad fue tan bestia que la adrenalina nos flotaba intensamente, y esa llama aún era y sigue siendo flamante.

El video de Vortex me parece una maravilla, conserváis todo lo que os hizo enormes pero como más calmado, ¿por qué elegisteis ese tema como adelanto, y cómo surgió en videoclip?

Si, así es. Creo que tiene una melodía que te transporta y no puedes dejar de oírla en mucho tiempo. La decisión de apostar por, Vortex como primer single y vídeo fue bastante fácil. Con esto no quiero decir que los demás temas no tengan ese “algo” para ser primer single. Oídlos y veréis.

Lo que ocurre es que tal y como comienza el tema nos pareció una forma muy original de presentar el nuevo sonido de la banda, y por supuesto, eso teníamos que plasmarlo en imágenes con algo que jamás se hubiera hecho en el pasado.

La orquestación como proceso de composición hacia los parajes imperiales del tema son evidentes. Yo considero que es un tema muy diferente a lo que Killus había hecho nunca, y lo más importante es que suena muy moderno y actual.

Increíble el portadón que habéis sacado, me recuerda en el estilo del grupo Pungent Stench titulado, Been Caught Buttering. ¿Cómo surge la portada?, ¿quién es el creador/a?

Quisimos trabajar con alguien que tuviese un estilo muy marcado y que supiera «conectar» desde el principio con la banda y el concepto. Ese fue el caso de Max y su firma llamada Leitbild. Consideramos que ha hecho un trabajo espectacular y muy llamativo. Muestra las dos vertientes de los hechos diabólicos, el propio hombre y su procedencia destructiva.

Eso hace que salga esa niebla rojiza que es el aire que respiramos y hace que el ser humano sea turbio y devastador.

Hablamos con Fortu de Obús por su nuevo disco, Con un par

Para los que no os conozcan, que serán más bien pocos, ¿de dónde proviene la banda y cómo comenzó esta locura?

Esta locura llamada Killus proviene del año 97 y como muchas bandas comenzó siendo un proyecto con amigos del instituto apasionados de la música industrial, metal, rock, etc…

Los años de aprendizaje y de forjar tu propia personalidad han sido los determinantes para esta banda. La constancia y las ganas de poder hacer y realizar tus sueños. Son casi 23 años de trayectoria y experiencias de todo tipo. Podríamos escribir varios libros…

En alguna crítica o entrevista he visto que os comparaban con Marilyn Manson, supongo que por el sonido industrial y el maquillaje. ¿Hasta qué punto Manson os ha podido influir?, ¿qué otras bandas os han influido?

Está claro que Manson ha sido una fuente de inspiración artísticamente, pero sobre todo, artistas como, Nine Inch Nails, Ministry, Fear Factory, Rob Zombie y los clásicos como Alice Cooper, King Diamond, Kiss y todos lo que rodean ese mundo entre lo teatral y lo musical también han sido los culpables de que tengamos estos atrezzos. Evidentemente, con los años hemos encontrado nuestra esencia y ahora todo es puramente Killus.

Habéis girado con bandas del calibre de Avatar, y habéis recorrido el país en mastodónticos tours, como aquel Feel the monster spanish tour (2013) donde os vi por primera vez. ¿Contadnos alguna anécdota de tantas horas de carretera?

Desde luego que como bien comentamos, se podrían escribir diferentes libros.  Anécdotas divertidas, pero que en su momento no lo fueron tanto han habido muchas. En Inglaterra nos metimos en contra dirección y el tren nos venía de cara, nos olvidamos de nuestro backliner, y así unas cuantas…

«Con toda la mierda que estamos viviendo actualmente con el Covid19 tenemos todas las fechas congeladas y no sabemos qué va a pasar…»

Javi Ssagittar


Hace algunos años, con Ultrazombies (2016), estuvisteis por Inglaterra de gira. ¿Cómo fue estar en el país que lo inventó casi todo?

Nos encanta tocar en Inglaterra. El público está literalmente loco y es una verdadera esquizofrenia actuar allí. En el momento que sales al escenario y te ven con nuestros atuendos, se vuelven literalmente locos.

Con Devilish Deeds estamos gestionando volver a finales de año, pero con toda la mierda que estamos viviendo actualmente con el Covid19 tenemos todas las fechas congeladas y no sabemos qué va a pasar….

¿Qué bandas consideráis que son la que marcarán el camino en el futuro en España?

 

Lujuria y su nuevo disco, Somos Belial